jueves, enero 12, 2012

Calle de Jueves.

Un  suspiro cálido, origen desértico, devuelve esta calle a la normalidad.
La verdura al asfalto no es apta al consumo y las cajas de los pimientos aún entretienen la imaginación de los mas niños. Y es que si esta calle todos los días chorrease jugo, quizá no habría nostálgia, cuando uno está lejos, recordando las mañanas de los que dicen ser Jueves.
Reconforta  encontar vuestras largas sombras en este paseo invernal, os quiero.
Y puede que sea este un mal momento para plantear si el frío podría congelar mi cabeza, y ser, plenamente consciente, justo de este mismo instante.
Se hace tan complicada la concentración entre los camiones de la basura. Que van y vienen,  manteniendo el equilibrio del mundo. Remando, desesperadamente a la superficie cuando asomados solo un poco a los retos, creían ya no poder hacer nada.

























Esa, ahora ya es esa. Murcia, la de a mil kilómetros de distancia. La que desde el tren ya solo puedo inventar en el critsal salpicado de tantos, tantos verdes. Ríos de sano caudal que como tantos otros, empezaron endebles. Y a lo lejos, ese eucalipto gallego que tiñe una línea verde en tu iris, verde. Hasta ser miel. 
Creo que tu eres de por aquí, creo conocerte, incluso que te llamas María. Que la línea miel no es la primera vez que un eucalipto colorea en tu reflejo, y que a ambos, nos queda lo mejor.
*De todos modos, inventarte es mi forma de creerte.

*del poema mejor te invento http://cort.as/1UST



4 comentarios:

  1. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David. Te deseo un 12 fantástico.

      Eliminar
  2. A ver que te parece esto Bravo: http://www.youtube.com/watch?v=XiXglIK54ps. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. que vivo estas, esta siendo un agradable paseo de mediodia.
    un abrazo
    rafa

    ResponderEliminar